Navidad, dulce Navidad


Al ser humano le gusta dejarlo todo para el final: estudiar los exámenes, hacer los trabajos, preparar los proyectos, morirse… Por eso esperamos a que llegue el mes de diciembre para quedar con los compañeros del colegio, los del instituto, los de la facultad, los del trabajo, los amigos del barrio y los del club de amigos de la papiroflexia, para salir a cenar y darnos juntas todas las juergas que no nos hemos dado durante el resto del año.
Es la época de iluminar las calles, los balcones o los abetos de cada casa con una sola máxima: todo exceso es poco, y si conseguimos el apagón, mejor.
En Navidad hay que beberse hasta el agua de los jarrones que podrían caber en un museo especializado en la dinastía Ming. Cualquier excusa es válida, bien que para eso hemos pagado la barra libre, bien que paga la empresa. Y da igual si te ve borracho la jefa del departamento, total, ella está bailando en actitud sensual con el becario encima de la mesa del restaurante mientras el listillo que no bebe nunca le graba con su smartphone para ascender el año que viene. Y comer… No puedes decepcionar a tu madre, que se ha dejado la piel durante tres días montando canapés y cocinando el pavo, el cordero y el besugo para que tú te los comas en una hora. Aunque si dejas algo da igual, al día siguiente toca bocadillo de pavo con langostinos y lombarda, sobre salsa de arándanos y puré de patata.
En estos días también nos gusta acumular en nuestras arterias más azúcar que en todos los niveles juntos del Candy Crush. De hecho, contra los vampiros existen dos remedios: el primero son los ajos; el segundo la Navidad, por miedo a caer en un coma diabético.
Navidad, dulce Navidad.

Anuncios

3 pensamientos en “Navidad, dulce Navidad

  1. Con más razón que un Santo. Se bebe y se comen dulces a niveles desorbitados. A mi me llaman la atención las cabalgatas de reyes, la gente arremolinada para coger los caramelos y los juguetes que los lanzan a traición desde las carrozas. Las Navidades dan para mucho, el monólogo tan fantástico como siempre…
    …Y aún no se han acabado, queda Nochevieja y año nuevo. JO JO JO

  2. Me ha encantado lo del candy crush.. Jaja..pero un poco exagerado, yo intento ser moderada, se puede..solo me paso con el marisco y algún pestiño de mamá.. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s