Dime con qué te acuestas y te diré quién eres.

La cama es un lugar muy íntimo y personal, por ello elegimos muy bien lo que ponemos sobre ella (ejem).

Con qué se va uno a la cama dice mucho de su persona. Ojo, con qué, que no con quién. Aunque el con quién también aporta mucha información. ¿Te acuestas con modelos?: eres futbolista; ¿con cantantes de copla?: eres torero; ¿con empresarios?: eres rubia y de pecho prominente; ¿con Leticia Sabater?: eres masoca (en este caso sí se podría aplicar el “con qué”).

Es posible obtener información acerca de aquel que yace sobre una cama tan sólo con conocer sus sábanas. Por ejemplo, las sábanas nos dicen mucho según su procedencia. Están las sábanas de Ikea, a las que recurren los prácticos a los que les gusta pasar desapercibidos, ya que media España tiene las mismas (y la otra media ese modelo pero en su versión de estampado de flores). Por otro lado están las sábanas de ajuar. Los más conservadores guardan las sábanas que sus abuelas compraron cuando tenían 11 años pensando en el día en que se casarían. Huelen a moho, y las sábanas a veces también.

Otro dato que aporta mucha información es la tela con la que está confeccionada la sábana. Las hay de algodón, éstas las compran las madres. Las sábanas de seda sin embargo son para los más pudientes, mientras que las de raso, brillo satén, son para aquellos que quieren dar a su cama un toque de erotismo. No entiendo por qué las sábanas de raso tienen esa fama, si uno se escurre entre ellas como una pescadilla, y además las durezas de los pies se enganchan, lo cual no resulta excesivamente erótico.

Hablando de erotismo, hay algo que corta todo el rollo de un posible coito, mucho peor que las sábanas de raso. Ligas con un atractivo hombre que te lleva a su casa, emocionada por lo difícil que está hoy en día encontrar a uno de 30 que no viva con sus padres, te sirve una copa de champagne del caro y te guía hasta su habitación , enciende una tímida luz y ¡zas! te topas de frente con las sábanas de Spiderman. ¡Qué bajonazo!. Y es que hay otro aspecto de las sábanas que nos aporta información, el motivo del estampado. Cuadritos para los hogareños, flores para los ñoños y Spiderman para los niños y los treinta-añeros con muy pocas posiblidades de mojar. Y no nos podemos olvidar de la clásica sábana blanca, utilizada en todos los anuncios de detergentes y lejías, símbolo de limpieza obsesiva. Luego están los estampados raros, como el de aquel que puso su cara en una sábana, la sábana santa la llaman, aunque estoy segura de que no era más santa que la de Spiderman.

Las distintas combinaciones dan mucho juego (de cama). Hay quien se decanta por el juego de bajera, sábana, colcha y/o manta, mientras que otros prefieren la bajera con una funda nórdica. La elección de uno u otro depende del momento vital. Las madres apuestan por la primera combinación y hacen la cama cada mañana sin dejar ni una arruga, echándola a lavar una o dos veces por semana. Los adolescentes también usan la primera, pero dejan la manta o la colcha estirada disimulando un gurruño de sábanas por debajo, que echarán a lavar sólo cuando el color de sus madres torne a rojo intenso. Cuando uno se independiza es cuando ve la luz y descubre la funda nórdica, que sólo hay que estirar con un ligero movimiento de muñeca y ¡tachán! ¡cama hecha!. Milagroso. Algunos hombres cuando se independizan y van a comprar su primera ropa de cama se emocionan doblemente con este hallazgo, porque…¡también hay fundas de Spiderman!.

Mucho cuidadito cuando llevéis a alguien a vuestras camas, porque con sólo ver vuestras sábanas os pueden destapar, y corréis el riesgo de resfriaros.

Anuncios

Un pensamiento en “Dime con qué te acuestas y te diré quién eres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s